Madre de Geraldin Moreno a Rodríguez Torres: Es momento que pague por
sus delitos

Madre de Geraldin Moreno a Rodríguez Torres: Es momento que pague por
sus delitos

La madre de Geraldin Moreno, estudiante asesinada en las protestas del 2014, Rosa Orozco, escribió una carta pública al mayor general de Ejército, Miguel Rodríguez Torres, luego de sus declaraciones en el programa de César Miguel Rondón el pasado 26 de octubre.

Orozco lo calificó como uno de los principales violadores de derechos humanos en Venezuela y resaltó que este militar no puede hablar de paz ni diálogo “cuando él es el responsable de miles de estudiantes y jóvenes detenidos, torturados o asesinados en las manifestaciones de hace dos años, en las que se encuentra su hija”.

En la carta, Orozco escribió que Rodríguez Torres “fue el primer violador de los derechos humanos en el 2014, cuando bajo su mandato, en ese momento como Ministro de Interior, Justicia y Paz, detuvo y murieron miles de jóvenes por las manifestaciones. Entre ellos, mi hija, Geraldin Moreno. Es momento que pague por sus delitos”, aseguró.

Agregó, que Rodríguez Torres es responsable de causar mucho dolor en las familias venezolanas y agregó que nadie le cree cuando le echa la culpa a Voluntad Popular o María Corina Machado. “Ese diálogo que usted habla fue para poner presos a estudiantes y sociedad civil que estuvieron en protestas en contra de este gobierno. Será muy difícil manipular a este país y mucho más a sus estudiantes. Es momento que asuma la responsabilidad por sus delitos”, escribió en la carta abierta. 

Orozco también cuestionó a Rodríguez Torres por solicitar un diálogo en Venezuela y se preguntó “¿cómo puede (Rodríguez Torres) hablar de diálogo? cuando a la Sra. Tobón y su hija en Táchira, por decir un nombre de varios, le pusieron electricidad en sus senos y otras partes íntimas. Torturas como asfixias con bolsas o quemaduras con destornilladores, me pregunto: ¿Dónde estaba usted? (…)  ¿Dónde ha estado usted todo este tiempo de torturas y crímenes tan inhumanos?”, concluyó.

 

A continuación la carta abierta de Rosa Orozco a Geraldin Moreno:

Caracas, 27 de octubre de 2016

 

Al Mayor General, Miguel Rodríguez Torres:

 

Es impresionante escucharlo en el programa de Cesar Miguel Rondón el pasado 26 de octubre de 2016, donde usted pide sensatez y advierte que puede haber una ruptura del liderazgo. Le quiero informar que el liderazgo se conquista no se impone, como también le quiero recordar que usted es el primer violador de derechos humanos, desde el año 2014. 

Es increíble también escucharlo hablar de paz y diálogo, cuando usted es el responsable de miles de detenciones, cientos de torturados y decenas de presos políticos. Si a usted ya se le olvidó esto, yo me encargaré de recordárselo. 

Fue bajo su mandato como ministro de Interior, Justicia y Paz, que se detuvo y murieron miles de jóvenes por las manifestaciones pacíficas del 2014. Entre ellos, mi hija, Geraldin Moreno, asesinada por un guardia nacional de un disparo de perdigón en su cara a quema ropa. Si a usted ya se le olvidó yo me encargaré de recordárselo. 

También le recuerdo que mi hija estaba en la puerta de mi casa, en Naguanagua, estado Carabobo, y un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) le disparó en el cuerpo y en la cara. Y eso no bastó. A pesar de que mi hija ya se encontraba en el suelo, repiten la acción y otra bala atravesó su ojo derecho destrozando su rostro y masa cerebral.

Ese diálogo del que usted habla fue para poner presos a estudiantes y sociedad civil que estuvieron en protestas en contra de este gobierno. Nadie le cree cuando le echa la culpa a Voluntad Popular o María Corina Machado. Será muy difícil que usted manipule a Venezuela y mucho más a sus estudiantes. Es momento que pague por sus delitos. 

Después de tanto de dolor que usted ha causado a miles de familias venezolanas ¿cómo puede hablar de diálogo? Cuando a la señora Tobón y su hija en Táchira, por decir un nombre de varios, le pusieron electricidad en sus senos y otras partes íntimas. Torturas como asfixias con bolsas o quemaduras con destornilladores, me pregunto: ¿Dónde estaba usted?

Le quiero aclarar que en el caso de mi hija, asesinada ya hace 34 meses, a ningún funcionario le han emitido su respectiva sentencia por estos casos tan crueles. Yo tengo 34 meses esperando justicia al teniente coronel que comandaba mi sector, Frank Osuna, a quien además, lo ascendieron a Comandante Jefe en Guárico.

Usted y Carmen Meléndez tienen responsabilidad de estos casos inhumanos y me encargaré de recordarselo a usted, al pueblo de Venezuela y al mundo, para que nunca olviden el rostro de los torturadores y violadores de derechos humanos. 

En este país tiene que haber orden como usted dice, pero eso ocurrirá sin su presencia, ya que es culpable de que muchas familias en Venezuela tengamos este dolor que quedará en nuestro corazón para toda la vida. Usted es un violador de derechos humanos y personas así jamás llegarán al poder. 

 

Atentamente,

 

Rosa Orozco, madre de Geraldin Moreno, joven asesinada por un guardia nacional en 2014