“La Tumba”: Un cortometraje que narra las torturas a jóvenes venezolanos

“La Tumba”: Un cortometraje que narra las torturas a jóvenes venezolanos

El pasado 8 de febrero el escritor venezolano Leonardo Padrón publicó en el diario El Nacional la crónica “Cinco sótanos contra el sol”, donde narraba los pormenores de la tortura blanca a la que eran sometidos tres jóvenes venezolanos apresados en una cárcel llamada “La Tumba”, en Caracas. La cineasta venezolana María Eugenia Morón, radicada en México, leyó esta crónica y de inmediato se sentó a escribir el guión de “La Tumba”; un cortometraje que detalla el profundo daño físico y psicológico al que son sometidos algunos jóvenes apresados tras las manifestaciones estudiantiles de 2014 en Venezuela.

Esta pieza cuenta con las actuaciones de Sebastián Torres, Dimitri Araque, Ángel López y la participación  especial de Franklin Virgüez. Aquí se logra plasmar la sensibilidad de esta situación que afecta a Venezuela en 25 minutos de historia dramática.

Como es una producción independiente, su financiamiento fue parcialmente conseguido  a través de crowfunding en la plataforma Indiegogo. El cortometraje se filmó en el mes de octubre de este año y estuvo a cargo de un grupo de cineastas y actores venezolanos y latinoamericanos radicados en la ciudad de México.

La finalidad del corto es llamar la atención nacional e internacional sobre el problema de tratos crueles y degradantes que sufren los presos políticos en Venezuela y la sistemática violación a los derechos humanos por parte del actual gobierno venezolano apoyado en un sistema judicial que opera sin autonomía.

Morón informó que el objetivo es que todo aquel que vea este trabajo audiovisual lo comparta, se lo muestre a sus vecinos y su comunidad, que trascienda al internet y pueda servir como un medio de concientización de un problema que a muchos pudiera parecerles lejano. “Queremos darle un mensaje de aliento a esos jóvenes que, estando encarcelados injustamente, se mantienen aun fuertes y en pie de lucha, ya que si ellos aún en esas condiciones pueden estarlo, todos los venezolanos debemos hacer lo mismo”, aseguró.

“A pesar de que parezca ser política de Estado quitarnos la dignidad no podemos decaer. Aunque a miles de jóvenes nos hayan robado la posibilidad de un futuro en nuestro país, y aunque nos hayamos tenido que ir, los que estamos fuera nunca nos olvidamos de Venezuela. Ser venezolano trasciende a vivir en un territorio. Si cada uno de los venezolanos hacemos algo pequeño desde lo que sabemos y podemos, el cambio será indetenible” concluye la cineasta venezolana radicada en la ciudad de México.

Noticia de: www.analitica.com