Helen Fernández: Pidió por reconciliación del mundo, de Venezuela y por
libertad del Alcalde Ledezma y demás presos

Helen Fernández: Pidió por reconciliación del mundo, de Venezuela y por
libertad del Alcalde Ledezma y demás presos

Como ya es tradición, este Miércoles Santo,  la Alcaldesa Metropolitana encargada, Helen Fernández, acudió a la Basílica de Santa Teresa, como un acto de fe hacia la imagen de “El Nazareno de San Pablo”. En esta oportunidad, la Mandataria Capitalina estuvo acompañada por Antonietta Ledezma, hija del Alcalde Antonio Ledezma, quien tiene trece meses detenido injustamente.

Este día, la iglesia católica conmemora el momento más doloroso de la penosa pasión y muerte de Jesús.

Durante la eucaristía, la Alcaldesa (E), Helen Fernández, señaló que esta época es propicia para pedir por la reconciliación del mundo, en especial de Venezuela, además de la libertad de Antonio Ledezma y los presos políticos.

“Este es un día de reflexión. El mundo está de luto ante tanta tragedia. Hoy más que nunca se hace palpable la imagen de Jesús cargando el peso de una Cruz llena de injusticias, recorriendo las calles en procesión. Este Miércoles Santo el mundo llora por las víctimas del fanatismo, del terrorismo, por los que sufren las injusticias, por el adulto mayor que se  desplaza en un continuo desafío, por la juventud que camina sin rumbo seguro, por las mujeres con niños en brazos que sobreviven ante la inseguridad y las dificultades para conseguir el pan. Hoy más que nunca, Jesús camina a nuestro lado como camina un buen padre al lado de su hijo, señalándonos con su luz los caminos que nos conducen hacia la libertad  de los oprimidos y el respeto a la dignidad humana. Pedimos por la libertad de nuestro Alcalde Antonio Ledezma y de los demás presos políticos”, resaltó.

“Sigamos esa luz, basta ya de discursos cargados de violencia  de odio, de exclusión, discursos que fomentan la guerra que no es justificable entre nadie y mucho menos puede ser de venezolanos contra venezolanos. Pongamos el punto final a este desastre que vivimos a diario y  avancemos abrazados de ese amor de Dios al cambio que nos conducirá a recuperar  los valores, la justicia social, la paz y la libertad con un pueblo que reclama progreso para todos por igual”, rogó Fernández.

Por su parte, Antonietta Ledezma, lamentó la ausencia de su padre, Antonio Ledezma, quien dijo, que desde pequeña, recuerda haber visitado al Nazareno de San Pablo con toda su familia.

“Ya hoy es el segundo año que no puedo asistir con él y hoy rezo y oro con mucha fe para que Dios nos dé la sabiduría para saber perdonar a las personas que están dividiendo a tantas familias, porque no es solo mi padre que sacrificó su libertad, son más de 80 presos políticos que hoy no pueden acudir a sus templos y pasar un día tan sagrado junto a su familia. Pido por la reconciliación nacional que creo que es lo que más falta le hace al país, queremos Unidad, queremos cambio, no queremos que el país siga dividido. Como venezolana e hija de un preso político vamos a seguir orando, porque no hay nada más grande que la libertad y no vamos a dejar de luchar por ella,” señaló.

El Nazareno, hermosamente vestido con su túnica púrpura, adornado con más de seis mil orquídeas y flores moradas, engalanaba y presidía el templo, mientras los fieles, agradecían y oraban por los favores concedidos.

El párroco de la Basílica de Santa Teresa, Monseñor Henry William Padilla, recibió en su despacho a la Alcaldesa Helen Fernández y a Antonietta Ledezma, con quienes conversó sobre la situación de la Máxima Autoridad Capitalina.

Posteriormente, a la salida de los actos religiosos, la Alcaldesa sostuvo un breve encuentro con el Cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino.