Familiares de Pancho y Gabo exigen libertad de sus hijos en la sede del
Palacios de Justicia de Cojedes

Familiares de Pancho y Gabo exigen libertad de sus hijos en la sede del
Palacios de Justicia de Cojedes

María Luz Lara, Ricardo Márquez y Maribel Rodríguez, padres de Francisco Márquez y Gabriel San Miguel, estuvieron hoy a las afueras de la sede del Palacio de Justicia del estado Cojedes para exigir un pronunciamiento formal en el caso de sus hijos, detenidos desde hace 50 días tras participar en el proceso de validación de firmas del referéndum revocatorio. Consideran que ante el flujo de informaciones extraoficiales ocurridas este fin de semana, y que daban cuenta de la liberación de uno de los muchachos, esperan que se haga justicia para los dos.

“La jueza, hasta el mediodía no había podido ver el expediente. La defensa de Gabriel San Miguel ha solicitado su excarcelación ante la presencia de esa información extraoficial. Sin embargo, exigimos que conforme los dos fueron detenidos, se les otorguen juntos la libertad porque ellos son inocentes”, explicó María Luz Lara, madre de Pancho.

Considera que de manera sostenida se han violado los derechos fundamentales de sus hijos, “pues en 50 días nosotros como familiares los hemos visto una sola vez y hemos hablado por teléfono apenas unas cinco veces. En 50 días a sus abogados se les ha permitido tres visitas. Apenas ocurrió la semana del acto conclusivo, por la contingencia que hubo de la reyerta de la PGV, no dejaron entrar a los abogados. Nuestros hijos están en un completo estado de indefensión”, agregó la madre de Pancho.

Precisa que desde este fin de semana familiares de Gabriel y Francisco se mudaron al estado Guárico, ante la crisis carcelaria que se vive en la zona por una situación de rehenes en el lugar. “Conocimos de manera extraoficial que los movieron de sus calabozos originales a una celda más segura, lo que da cuenta de una situación muy fea dentro del penal. Gracias a Dios esa situación se resolvió, pero el peligro latente existe”.

Por su parte Theresly Malavé, abogado del caso, señala que el aislamiento de Francisco y Gabriel “constituye una violación flagrante en el derecho a su defensa, al no tener acceso a ver sus abogados, que es lo que se consagra en el Código Orgánico Procesal Penal de recibir desde el primer momento asistencia jurídica. Se han violado el derecho a la salud pero también a la libertad, pues no existe ningún impedimento para ser libres y ser juzgados. Una vez se conozca el contenido el acto conclusivo, podemos planificar una estrategia de defensa”.