Delsa Solórzano: El diputado Gilber Caro no está detenido, sino secuestrado

Delsa Solórzano: El diputado Gilber Caro no está detenido, sino secuestrado

La diputada por los Altos Mirandinos, Delsa Solórzano condenó la detención ilegal del diputado Gilber Caro, la que calificó de un secuestro, porque lleva 6 días privado ilegítimamente de su libertad.

Así lo Señaló Solórzano durante su intervención ante la sesión de la Asamblea Nacional, donde se aprobó un Acuerdo  sobre  la  persecución  política  y  la violación  de  la  Institución  de  la  Inmunidad Parlamentaria de  parte  de  los  Organismos  de Seguridad del Estado.

Explicó que  si en el caso negado que algún diputado cometiera algún delito, de acuerdo a la Constitución, debe ser trasladado a su residencia y tiene que ser allanada su inmunidad parlamentaria por la Asamblea Nacional y eso no ha ocurrido en el caso de Gilber Caro.

“Tampoco ha ocurrido que haya sido notificado el Tribunal Supremo de Justicia. Además  Wilmer  tiene detenido hace 6 días, si fuese un ciudadano común, de acuerdo al artículo 44 numeral primero de la Constitución que señala: `en este caso será llevado ante una autoridad judicial en un tiempo no mayor de 48 horas´ Han pasado 6 días y Gilber está secuestrado, esta privado ilegítimamente de su libertad, lo único que falta es que pidan rescate, porque eso es un secuestro”.

Afirmó que al diputado Gilber Caro se le está violando la inmunidad parlamentaria,  fuero que se creó en el texto constitucional para proteger a la soberanía popular,  para que los diputados según el artículo 197 de la Carta Magna, tienen dedicación exclusiva, es decir no pueden hacer otra cosa que su labor parlamentaria.

“En el caso de Gilmer fue electo por el pueblo de Guarenas y Guatire, de tal manera que estas comunidades están siendo víctima, no solamente de la de la delincuencia y la escasez de alimentos y medicinas, sino que además los han despojado de un representante que eligieron legítimamente”.

Les advirtió a los captores de Gilmer Caro y a aquellos que lo mantienen privado de su libertad, que están cometiendo un grave delito y que los delitos que violan derechos humanos no prescriben, es decir que tarde o temprano serán sancionados. “No crean que por siempre van a ser cómplices  de esta dictadura y que esto va a pasar por debajo de la mesa. Esos si son delincuentes los que violan la Constitución y la inmunidad parlamentaria”.

Dijo que es inaceptable un gobierno que se rige y castiga por el odio, porque no acepta la disidencia.  “Es necesario un cambio rotundo y radical en Venezuela, donde si hay futuro, porque lo vamos a construir nosotros con legalidad y constitucionalidad”.